Plantas tóxicas para perros y gatos: Aprende a identificarlas

16 diciembre, 2019
Por
Plantas tóxicas para perros y gatos

Si amas tanto a los animales como a las plantas, y te gusta pasear a tus mascotas en jardines llenos de flores, es importante que conozcas cuales son las plantas tóxicas para perros y gatos, existen algunas que, si son ingeridas por nuestras mascotas, pueden causarles daños severos, afectando la salud de sus órganos vitales, ¿quieres saber cuáles son?

Si tú eres dueño de perros o gatos que les encanta olfatear, apretar o jugar con las plantas, presta mucha atención. Lo primero que debes saber es cuáles son las plantas tóxicas para perros y gatos, de este modo evitarás a tenerlas en casa o en los espacios a los cuales llevas a tus mascotas.

Hoy aprenderás sobre las plantas tóxicas para tus mascotas y, si eres amante de las plantas y/o flores, podrás elegir entre otras alternativas (como la planta de araña, los helechos, las violetas africanas, la planta de hierro fundido, la valeriana, etc.) que no causan daños en los perros y gatos.

¿Qué hacer si tu mascota come una planta tóxica?

Si después de un paseo en el jardín, notas que tu mascota está enferma, o si la has visto ingerir algún tipo de planta, debes llamar de forma inmediata a su veterinario y explicarle lo que ha sucedido, de este modo tendrás la asesoría de un especialista, quien solicitará los síntomas de tu mascota (es importante describirlos de forma exacta).

Por el contrario, si has visto que ha ingerido alguna planta y no ha presentado ningún síntoma, no le ocultes la información a su veterinario, así podrá realizar una rápida evaluación para descartar algún daño.

Otra cosa que puedes hacer para no acrecentar el daño en tu mascota es inducirlo al vómito y después llevarlo al veterinario el mismo día del incidente, así podrás evitar que tu mascota sufra algo grave.

Conoce las plantas tóxicas para perros y gatos

Hemos recopilado una lista con las plantas tóxicas más comunes, las cuales deben evitarse en espacios públicos o en casa (si no quieres que tu mascota sufra las consecuencias), o en todo caso, tenerlas en espacios aislados en los que no irrumpan las mascotas. Presta atención a esta lista:

Azalea

Puede causar vómitos, diarrea, debilidad y salivación excesiva. La mayor concentración de toxinas se encuentra en los bulbos.

Tulipán

Puede causar vómitos, diarrea, depresión, debilidad e insuficiencia cardíaca.

Cycas Palm o Garden Sago

Puede causar vómitos, diarrea, debilidad y hemorragia interna, ictericia, sed excesiva, heces oscuras, insuficiencia renal, muerte.

Aloe vera

Aunque el gel interno de la planta no es tóxico, la savia blanca puede causar vómitos, diarrea y letargo.

Acebo común

Puede causar vómitos, diarrea y depresión.

Anthurium

El oxalato de calcio presente en la planta puede causar salivación excesiva y vómitos.

Estrellato

Puede causar vómitos, aumento de la frecuencia cardíaca, temblores musculares y somnolencia.

Lirios (Lilium y  Daylily)

Todas las partes de esta planta son tóxicas para los gatos, incluida la jarra de agua o la caída de polen, y pueden causar insuficiencia renal. Para los perros, los efectos no son tan graves y puede producirse dolor abdominal.

Después de conocer cuáles son las plantas con las cuales tu mascota podría intoxicarse, es importante que conozcas la siguiente información:

¿Cómo saber si mi mascota fue envenenada?

De acuerdo con la línea de ayuda a la intoxicación de los animales (sólo disponible en Norteamérica), se puede sospechar el envenenamiento si sus animales demuestran estos síntomas:

Síntomas gastrointestinales

Pueden aparecer algunos o más de los siguientes síntomas: vómitos, diarrea, salivación excesiva, falta de apetito, náuseas, sangrado interno, tos o vómitos con sangre, encías pálidas (más pálidas que las rosas), palpitaciones, debilidad o dificultad para moverse. desmayo

Insuficiencia renal

Se pueden presentar algunos o más de los siguientes síntomas: halitosis inusual (olor a amoníaco), falta de apetito, vómitos, diarrea, sed y ganas de orinar en exceso, o poco o ningún deseo de orinar.

Insuficiencia hepática

Pueden aparecer algunos o más de los siguientes síntomas: encías amarillas, debilidad o desmayo, que no responden a los estímulos y aparecen desorientados, vómitos, diarrea, heces de color oscuro (presencia de sangre oxidada).

Se debe realizar el correcto seguimiento a nuestra mascota incluso después de haberla inducido al vómito y tras su cita con el veterinario, nos ayudará a detectar alguno de estos síntomas o actuar a la brevedad posible.

¿Te ha gustado la información? ¡Tengan un bonito día junto a sus mascotas!